Consejo de estudiantes

El Colegio tiene como principio la solidaridad, la interioridad y los saberes, esto nos invita,  desde el carisma dominico, a ser un colegio  solidario y participativo que  brinda espacios que posibilitan el encuentro, el diálogo, el debate y la convivencia con el otro.

El Consejo de Estudiantes es la organización de los estudiantes, representa sus intereses y es la instancia de participación genuina que poseen. Es un espacio donde pueden proponer y realizar actividades educativas, culturales, artísticas, recreativas, de esparcimiento, deportivas y sociales en pos de la consecución de los ideales de igualdad, solidaridad, lealtad, libertad, democracia, justicia y no discriminación, que estén vinculadas al interés de los estudiantes. 

El Consejo está integrado por dos Asesores/as (profesores/as del Colegio) que guiarán y acompañarán a los estudiantes en las distintas reuniones y actividades a realizarse.

 

WhatsApp Image 2021-03-26 at 10.36.18 (1)

El Consejo de Estudiantes promueve y posibilita:

  • Debatir, reflexionar y llegar a acuerdos con los compañeros. 
  • Favorecer espacio para dialogar inquietudes y preocupaciones. 
  • Organizar actividades que mejoren el colegio. 
  • Hacer actividades siendo adolescente o joven. 
  • La creación de canales de diálogo y acuerdo con los adultos del colegio (docentes, equipo directivo, preceptores, ayudantes, bibliotecarios, auxiliares, etc.) 
  • Actividades educativas, recreativas, deportivas y culturales.

Es un espacio de aprendizaje, de construcción y fortalecimiento de la identidad y de convicciones del estudiante.

Voluntariado

El Colegio tiene como principios la solidaridad, la interioridad y los saberes, esto nos invita a ser una escuela  solidaria,  que  brinda espacios extra curriculares que posibilitan realizar experiencias de encuentro y vivencia con el otro.  

El Voluntariado, es un espacio para nuestros jóvenes, definido como una experiencia de sentido. Ser voluntario es abrirse cada día a la realidad que a uno le toca vivir, afrontarla, discernir y ponerla en relación con el resto de dimensiones vitales que nos hacen seguir en camino.


Es necesario reconocer el sentido profundo de la solidaridad, la auténtica, la que  hunde sus raíces en la compasión del otro “necesitado” y en el compromiso transformador de la necesidad. La solidaridad es compasión y compromiso transformador.

El voluntariado es un espacio donde se puede experimentar la propia humanidad y la del otro, y descubrir las heridas que viven en el corazón de cada ser humano. Es la expresión de una forma de vivir la solidaridad y de ver la realidad con los ojos del corazón.

La propuesta del voluntariado consiste en “abrir bien los ojos, los oídos, los sentidos, porque muchas veces andamos como adormecidos, tan en lo nuestro que podemos no ver a otros en el camino”. Es una invitación a hacer y vivir como lo hicieron, Jesús, Domingo y Elmina. 

Los jóvenes que forman parte del voluntariado, se reúnen, una vez a la semana en el colegio, fuera del horario escolar, donde realizan distintas actividades, en lo personal  (dinámicas, momentos de formación y espiritualidad) y en lo comunitario preparan actividades lúdicas,educativas, culturales y deportivas, las cuales se desarrollan cada 15 días con los niños del Comedor “Niños Felices” del Barrio Independencia de Santiago del Estero.